top of page

Humano de Pavlov

Antier estaba viendo "The office" y en ese específico episodio hacen alusión al experimento de los perros de Pavlov, perros que sólo comían cuando escuchaban la campana que los condicionaba a empezar a comer; en el episodio esto es un sonido de computadora y una menta, la diferencia más notable es que es un humano no un perro.


La rutina a veces se siente como un experimento de estos; dependemos de algo para hacer lo siguiente y así una serie de acciones dependen el resultado de nuestro día.


Si se pierde la racha de estímulos (aunque sea uno, o al menos en mi caso) esto basta para echar a perder todo un día que tal vez simplemente va empezando de una manera poco convencional.


Todos somos humanos de Pavlov al final del día, vivir sería un juego aburridísimo si no fuera una serie de recompensas que se van acumulando.


La clave está en ser el que toca la campana en tu propio experimento de Pavlov; si pones tus propias recompensas tener mejores hábitos o actividades en el día no será tan tan difícil (quitando la disciplina, obvio)


¿Tú qué haces cuando no suena tu campana?


-Cacho de humano

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page