top of page

La agenda

Siempre he sido una persona de agendas, desde mi vida escolar anotar las cosas ha sido clave para lograr todo.


Este año decidí no utilizar una agenda para las cosas que tengo que hacer o los hábitos que deseo realizar; gran error.


En junio al ver que eso no estaba funcionando decidí comprar una agenda y empezar a utilizarla; me di cuenta de algo tan curioso que me hizo pensar que parecía un chiste.


La agenda la planeo los domingos para la semana entrante, no me toma más de 15 minutos; lo curioso es que no vuelvo a abrir ese cuaderno que contiene mi vida hasta el próximo domingo.


No lo veo pero no lo olvido, mi cerebro sólo necesita escribirlo para tenerlo presente y no estar en modo estrés toda la semana porque hay pendientes que realizar.


Por eso escribo en este blog, escribo para darle "next" a mis ideas y al publicarlo puede que a alguien en el mundo le parezca relevante o hasta familiar.


Daba igual si usaba una hoja arrugada para escribir mi semana a una agenda sobrevalorada; el punto es escribirlo para después dependiendo de las circunstancias de la semana y mi fuerza de voluntad ( a veces inexistente ) ver si se hicieron las cosas, hasta el siguiente domingo.


La agenda no hace que vayas a cumplir las cosas, sólo hace espacio en tu cerebro para cosas más importantes como letras de canciones o memes de gatos.


Agenda ≠ progreso

Agenda = desahogo


Al menos esa ecuación me funciona, por ahora. ¿Tú tienes una agenda?


-Cacho de humano

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page