top of page

Pasteles infinitos

La frase "se van a acabar las rebanadas del pastel" me molesta de sobre manera. Siempre nos han docho y convencido de que debemos ser los y las mejores y casa una de las cosas que hagamos para ser reconocidos o reconocidas; corremos una carrera constante contra todo el mundo de nuestro rubro a veces sin importarnos nuestra integridad física, mental y emocional.



La vida va muy rápido y desde que estamos en nuestra niñez se nos enseña que el o la que es lento "no sirve" o no va a alcanzar el "éxito".



El concepto tan dañino y ambiguo que tenemos de lo que es el éxito es el enemigo número uno de nuestra mente. Soy una persona en sus veintes tempranos que quiere romper con esto. No hay rebanadas contadas de un pastel sabor a "éxito" y tú le pones nombre a lo que es suficiente para ti.



Me refiero a que si tú armas tu definición de éxito es más fácil alcanzarlo a tu ritmo. No todas las personas perseguimos las mismas aspiraciones, eso es lo que nos hace humanos, podemos decidir qué queremos y hacia dónde vamos.



Al enteder y procesar esto existen pasteles infinitos, uno para cada persona en este planeta, no tienes que compartirlo con nadie por nada del mundo porque todas las rebanadas son un aspecto importante para que TU construcción de éxito se cumpla.



Algunas rebanadas son más grandes, otras más pequeñas pero todas son importantes para que llegues a la meta que te planteas.



Es momento de pensar qué rebanadas tenemos en nuestro pastel en lugar de estar compitiendo por las rebanadas de los demás; quizá el pastel ajeno te caiga mal, centrate en el tuyo ¿cómo se ve tu construcción de éxito?



-Un gran humano

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Sin ensayo

334

bottom of page