top of page

Las historias que contamos

Todxs tenemos proyectos, metas y ambiciones personales ya sea por decisión propia, presión externa o un sentimiento extraño de vacio al no tener nada que hacer; (en algunos casos son las 3 razones al mismo tiempo).


En mi caso este proyecto representa una decisión que ha evolucionado con el tiempo a una válvula de escape y a una posibilidad de vida que deseo pero a veces no defiendo o procuro lo suficiente para que se vuelva realidad.


A veces la idea de tener, completar o realizar esa meta es suficiente para calmar las ganas inmensas de efectivamente realizar el proyecto. La idea de hacerlo es suficiente para engañar al cerebro y calmar esa vocesita en tu cabeza que te dice que deberías estar haciendo cosas para que eso se concrete.


No es realmente que no quieras que se materialice si no que el miedo inconsiente a trabajar años y al final no conseguir lo que se imagina en mi caso es lo que más me detiene; aunado a esto que la recompensa inmediata es más atractiva que esperar años a que lo que haces día tras día rinda frutos.


Este blog inició como un lugar para contar mis historias y compartirlas, ahora es un lugar que apenas visito porque no se siente como antes, ahora es un lugar que leen 3 personas y que a este paso tardará bastante en generar rendimientos. No lo hago por los rendimientos pero siendo honestos el dinero es indispensable para la vida en la Tierra.


Estoy cansada de intentar subirme a temas de moda para generar más interacciones; a veces sólo quiero escribir de lo que me cruza la mente en el momento (como esta entrada), esta entrada es el inicio y el final de una era de contenido.


Gracias por apoyarme las personas que siempre han estado ahí; gracias a Carolina (la mujer más maravillosa) que siempre ha estado durante este proyecto y es uno de los pilares fundamentales para que no pare de escribir porque me recuerda que es donde yo recargo fuerza y centro mi balance, en este espacio. Gracias a todxs esxs amigxs y familia que apoyan lo que hago y si algo les mueve del contenido lo comparten y están pendientes siempre.


Hoy realmente no sé que es lo que quiero para Un Gran Humano, sólo sé que aún no es el momento de su muerte porque me quedan cosas que decir; quizá no sean cosas en tendencia pero lo realmente importante para mi es lo que no pasa de moda.


Contar historias nunca pasará de moda, aquí las contamos y las contaremos.


-Cacho de humano


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page